Logotipo El condensador de fluzo
Hacemos posibles los viajes en el tiempo

El condensador de fluzo

Hacemos posibles los viajes en el tiempo

6 de abril de 2020

Figuras Masters del universo (Mattel, 1982)

Figuras Masters del universo Mattel 1982

Masters of the Universe, conocida en España como Masters del universo, es una es una franquicia de figuras de acción creada por Mattel en 1982. Se trata de una de las franquicias más queridas y recordadas de los años 80, siendo hoy en día aún muy perseguida por los coleccionistas de todo el mundo.

Historia

Todo comenzó en el año 1977, una época en la que Mattel, la mayor empresa juguetera del mundo, dominaba sin problema el mercado de muñecas y coches de juguete gracias a franquicias como Barbie o Hot Wheels. A principios de este año, Raymond P. Wagner, el presidente de la juguetera, recibió una propuesta por parte de una joven productora para fabricar y distribuir productos relacionados con una película de ciencia ficción que tenían previsto estrenar en mayo de ese mismo año. Esta joven productora recibía el nombre de Lucasfilm y la película en cuestión era La guerra de las galaxias, casi nada...

Wagner declinó la posibilidad de adquirir dicha licencia, la cual, tras ser rechazada por varias empresas más, acabó en manos de Bernard Loomis, presidente de Kenner Products y antiguo empleado de Mattel, el cual no dudó en hacerse con ella. Un año después, en 1978, Kenner lanzó una serie de 12 figuras de acción de 3,75" que representaban a los personajes principales la película. Dichas figuras se convirtieron en un rotundo éxito de ventas, logrando vender 40 millones de unidades en su primer año, los que se traducían 100 millones de dólares de beneficio neto.


Geroge Lucas junto a Bernard Loomis y Gary Kurtz (productor de Star Wars)

Tras comprender que había cometido uno de os mayores errores de su vida, Wagner decidió iniciar varios proyectos para intentar competir contra las exitosas figuras de Kenner. Para ello, Mattel gastó varios millones de dólares para hacerse con las licencias de las series y películas de ciencia ficción más populares del momento, como Battlestar Galactica (1978), Flash Gordon (1980) o Furia de titanes (1980). La juguetera lanzó varias líneas de juguetes basadas en estas películas pero ninguna de ellas no lograron el éxito esperado, provocando grandes pérdidas ecónómicas a la compañía.


Tras estos fracasos, los responsables de Mattel decidieron cambiar de estrategia y apostar por un producto 100% original. De esta manera, la compañía se ahorraría el gran desembolso que supone adquirir una licencia de este tipo.

Para el desarrollo de este nuevo producto, la juguetera comenzó a organizar reuniones en las que participaban niños de 5 y 6 años con el propósito de estudiar sus gustos y escuchar sus opiniones respecto a diferentes tipos de juguetes. Tras varias de estas reuniones, los responsables de marketing de la compañía descubrieron que los personajes que más les llamaban la atención a los pequeños eran los guerreros y bárbaros de la literatura fantástica y los cómics, como el Conan de Frank Frazetta.

En ese momento entró en escena Roger Sweet, uno de los diseñadores y artistas conceptuales de la compañía. Sweet esculpió con yeso tres enormes figura de acción utilizando como modelo una figura de la propia compañía llamada Big Jim. Estas tres figuras recibieron los nombres de He-Man, Tank HEad y Bullet Head. La primera era el típico bárbaro de la literatura fantástica, la segunda un guerrero que tenía un tanque por cabeza, y la tercera otro guerrero cubierto con un casco muy parecido usaba el personaje de Star Wars Boba Fett.

Prototipos He-Man y los Masters del universo

Sweet presentó las tres figuras a Raymond Wagner a finales de 1980, el cual dio luz verde al proyecto aunque solo aprobó el desarrollo de la figura con forma de bárbaro, descartando las otras dos.

Para realizar el diseño final de He-Man, Mattel escogió a Mark Taylor, un talentoso dibujante cuyo estilo se asemejaba mucho al del ilustrador estadounidense Frank Frazetta. Taylor dibujó los bocetos tanto de He-Man como de la mayoría de personajes, criaturas y estructuras que compondrían la primera línea de juguetes. Los bocetos, como podéis ver, son una auténtica pasada.


Finalizados y validados los diseños finales de todos los personajes, tan solo restaba elegir el tamaño y demás características de las figuras. Mattel se decantó por las 5½ pulgadas, en vez de las 3½ pulgadas que utilizaban las figuras de Star Wars de Kenner y los GI Joes de Hasbro. La idea era que las figuras destacaran en las estanterías de las jugueterías y fuesen más atractivas para el público más joven.

Por otro lado, Mattel decidió incluir junto a las figuras un pequeño cómic para que los niños pudiesen conocer la historia de Eternia, el planeta donde viven los Masters del universo, y de los héroes y villanos que la habitan.

Serie 1

Tras otro año de duro trabajo, Mattel lanzó por fin en 1982 la primera serie de figuras de acción de Masters del universo. Esta primera serie estaba compuesta por 8 figuras de acción diferentes: He-Man, el hombre más poderoso del universo; Man-At-Arms, ingeniero y armero de la Familia Real de Eternia; Teela, capitana de la Guardia Real de Eternia; y Stratos, un valiente y honorable guerrero aliado de la Familia Real; Skeletor, cruel villano y principal antagonista de la franquicia; Beast Man, una feroz criatura capaz de controlar todo tipo de bestias y animales; Mer-Man, soberano de las profundidades marinas de Eternia; y Zodac, un enigmático guerrero cósmico.


Junto a estas figuras se lanzaron también 2 vehículos: Battle Ram, un enorme vehículo azul capaz de derribar todo tipo de objetos a su paso, y Wind Raider, una poderosa nave que tiene la capacidad de volar; una criatura: Battle Cat, un enorme felino que He-Man utiliza como montura de combate; y un set de juego: el Castillo de Grayskull, probablemente el producto más codiciado de toda la colección.


Las figuras tuvieron una gran acogida entre los más pequeños de la casa, convirtiéndose rápidamente en una de las líneas de juguetes más populares del momento. Mattel logró recaudar con esta primera serie algo más de 38 millones de dólares durante su primer año, unos números extraordinarios tratándose de una franquicia nueva y 100% original. Pero esto era solo el principio.


He-Man y los Amos del Universo

Un año después, en 1983, la franquicia de Masters of the Universe se haría aún más popular gracias a la innovadora serie de animación He-Man y Masters of the Universe (en España He-Man y los Amos del Universo), de la productora estadounidense Filmation. Dicha serie contó con un total de 130 episodios que se emitieron entre septiembre de 1983 y noviembre de 1985. La serie ahondaba más en los hechos narrados en los minicómics que incluían las figuras y proporcionaba más información relacionada con la personalidad de los distintos personajes de Eternia.


Otros productos

Tras la serie de animación aparecieron otras 5 líneas de figuras de acción, la serie de animación She-Ra y las princesas del poder (protagonizada por la hermana de He-Man), la película de animación He-Man y She-Ra: El secreto de la espada, la película de acción real Masters del universo de 1987, los cómics de DC, disfraces, juegos de mesa y un sinfín de productos relacionados con esta inolvidable franquicia. Pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *